Para “optimizar” enredaderas y tener cercos tupidos y llenos de flores:

–    Colocar la nueva enredadera contra un cerco de alambre o alambrar en horizontal la pared del cerco. Una vez crecida la planta, podrá sobresalir hacia la calle a todo lo ancho.

MÉTODO PARA CONSEGUIRLO:
–    Si son varias plantas, debemos separarlas bastante. Pej. Si las plantas crecen hasta 5 metros, separarlas 2,50m.
–    Extender en forma horizontal la mayor cantidad posible de tallos, a 15 cm. del suelo. Tener cuidado y no cruzar los tallos.
–    Las ramas que broten después, crecerán siempre hacia arriba.
–    Extenderlas, acostarlas una y otra vez hasta que el pie del cerco quede tapizado en su anchura total.
–    Una vez crecido nuestro cerco, caerá hacia afuera o lo despuntaremos en el caso de un cerco vivo: como nos guste.

EXPLICACIÓN  Y  RESULTADO:
la savia circula más lentamente por las ramas acostadas y obliga a la planta a producir mayor cantidad de brotes y flores.

Efectuar este procedimiento con cualquier trepadora joven.

En los países sajones se ven paredes de casas o sus cercos, tapizadas totalmente por tupidos y espectaculares rosales trepadores. Acostumbran a amurarlos casi desde el piso por medio de tablas de madera y así logran paredes, de punta a punta, cubiertas de rosas.

Amigos de Jardin Decocasa, vale la pena probar.

Escrito por María.

Tags Technorati: , , ,